jueves, 25 de octubre de 2012

MUESTRA ENFIN Cartas de Berthe Gardes

Cual una serie de retratos, estas cartas nos permiten conocer a la madre de Carlos Gardel. través de ellas reconocemos valores, pensamientos y sentimientos de una madre ejemplar y de una mujer que supo superar las circunstancias de minusvalía propias de ser madre soltera en su país de origen y en Buenos Aires a fines de siglo XIX y comienzos del XX. Simón Collier se refiere a este clima reprobatorio que rodeaba a Berthe diciendo: “En Toulouse, la Villa Rose, como en la Francia de provincias, la ilegitimidad era un estigma social, en un país extranjero la verdad se podría ocultar”. En el registro de inmigración a la Argentina, con fecha marzo de 1893, bajo el número de orden 121, se puede leer “Berthe Gardes, francesa, viuda de 27 años, planchadora, católica, pasaportenúmero94, número de orden 122: Charles Romuald Gardes, francés, de dos años.” Su fortaleza le permitió superar la dinámica familiar tradicional y la vulnerabilidad social generada por pertenecer a un momento de la historia en que el ideal era el matrimonio indisoluble. Pensar en Berthe nos remite también a recordar su trabajo como planchadora en el taller de su amiga AnaïsBeaux. Las obras de dos grandes artistas, Edgar Degas y Pablo Picasso evocan el cansancio, soledad y desamparo de estas mujeres en sus horas de trabajo. Picasso pinta a una planchadora en la época azul, en clara referencia sobre sus preocupaciones sociales, Degas las representa con gran naturalismo en los gestos de bostezo. Berthe aprendió la lengua española durante su permanencia con su familia en Venezuela y después en Buenos Aires, sin embargo su lengua materna, el Occitano, dialecto del sur de Francia está presente en su manera de escribir. A pesar de su precario conocimiento del castellano mantuvo una comunicación epistolar con aquellos seres cercanos con quienes, como ella misma lo expresa en una de sus cartas “no siento vergüenza por atreverme”. Por respeto a su gran humildad se han realizado correcciones que facilitan su lectura. Con En fin ella da comienzo amuchas de las frases de sus cartas.

Curadores Doctor Norberto Regueira y Micaela Patania



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada