domingo, 6 de diciembre de 2009

Vivir las fiestas... solos o acompañados

PSICOLOGIA/SALUD
Vivir las fiestas... solos o acompañados
Cuando llega la hora de despedir el año, a veces se agudizan los sentimientos de soledad y angustia. Qué dicen los especialistas
Noticias de La Revista de La Nacion
Publicado en edición impresa

"Las fiestas tienen una mezcla de alegría por lo nuevo, por lo que viene (lo que traen la Navidad y las vacaciones), y de tristeza: el duelo por lo que se va. El balance, ese sentimiento dual, provoca las más diversas combinaciones y confictos", afirma la doctora Laura Orsi, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA).
En esta época del año, los pedidos de tratamiento en los consultorios psicoanalíticos aumentan, según datos del Centro de Orientación y Asistencia de la APA. En la mayoría de los casos, lo que más preocupa a los pacientes es la soledad. En cuanto a estas personas, "en los motivos que expresan, si bien aluden a distintas sintomatologías, se descubren diversos grados de la depresión, hasta la crisis de angustia o ataque de pánico", afirma el licenciado Enrique M. Novelli, miembro de la APA.


POR QUE. "Este sentimiento es el estado producido por la percepción de añoranza ante la pérdida o ausencia de vínculos interpersonales. Ese estado de añoranza es una de las características del doloroso estado de soledad que se diferencia del estar solo. Porque una persona puede elegir estar sola y no sentir la soledad", afirma Novelli.


REUNIRSE. "Las reuniones familiares para las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo proporcionan la oportunidad de encontrarse con todos los seres queridos -afirma el Dr. Ricardo Rubinstein, miembro titular en función didáctica de la misma institución-. La ausencia de algunos miembros por fallecimiento y la lejanía de otros por migración reactivan sentimientos dolorosos que pueden llevar, de ser sentidos como intolerables, a la instalación de cuadros más severos. De allí que el aumento de depresiones en esta época del año no es de extrañar."


DIFERENCIAS. "Sabemos, por otra parte, que no siempre los encuentros familiares son el reino del amor y la armonía. Reyertas, diferencias y enconos también tienen ocasión de reactivarse en las fiestas, así como las disputas de poder respecto de en casa de quién se hace la reunión, qué lleva cada uno, cómo irán vestidos, los parientes pobres y los parientes ricos, la inclusión de nuevos integrantes en la familia con las expectativas de aceptación o rechazo, etcétera", agrega Rubinstein. Reconociendo estas situaciones, hay mucho que se puede hacer. Por otra parte, concluye el especialista, a la hora de reunirse, "en las últimas décadas han aparecido nuevos modelos, como los encuentros de grupos multifamiliares o de amigos". Para tener en cuenta.

Claves

Lo importante es no quedarse solo. Es bueno encontrarse con amigos, familiares o vecinos por más que aparezcan sentimientos de tristeza.


Tener en cuenta que existen posibilidades de realizar prevención de desórdenes psíquicos severos, en los que situaciones como la llegada de fin de año servirían de gatillo o disparador para el agravamiento de los cuadros.


Tanto en el caso de los balances como en el de las fiestas de fin de año, una consulta es recomendable particularmente cuando no se vislumbran alternativas para vivencias muy dolorosas o conflictos que aparentan ser irresolubles. http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=558096-Domingo 28 de diciembre de 2003

Datos útiles
CENTRO DE INVESTIGACION Y ORIENTACION
“ENRIQUE RACKER” ASISTENCIA PSICOANALITICA

CONSULTAS: Individuales - Vinculares - de Pareja y Familia - de Niños - Adolescentes - Adultos Mayores - Grupos. Honorarios reducidos.
Orientación Vocacional Re-orientación laboral Supervisiones Cursos y Asesoramiento a Profesionales de la Salud -www.apa.org.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada