martes, 5 de abril de 2011

Cómo adaptarse a los cambios de rutina sin “morir” en el intento

Cómo adaptarse a los cambios de rutina sin “morir” en el intento 05/04/11 - 18:04
La insuficiencia de luz solar y el estrés de retomar las actividades cotidianas pueden afectar seriamente el estado de ánimo. Expertos opinan sobre el tema y sugieren cómo hacer para superar este problema.Por ANDRÉS VARGAS FERRO
Videos
RUTINA. El subte lleno de gente. (Archivo Clarín)
ESPECIALISTAS. Opiniones y recomendaciones para adaptarse a los cambios de rutina.
Durante el verano y la primavera, gracias a las bondades del clima, solemos sentirnos más activos, con un mejor ánimo y con mucha más energía para afrontar el día a día.
Pero, ¿qué pasa en las estaciones frías? Varios pueden llegar a sentir un humor depresivo, falta de energía, irritabilidad, falta de apetito sexual o aislamiento social. Al menos eso explican los expertos. Estos síntomas corresponden al denominado TAE (Trastorno Afectivo Estacional).
También por esta época aparece el estrés post vacacional, del cual, hay que estar alerta cuando se manifiestan sentimientos de tristeza, perdida de apetito y falta de interés en las actividades diarias.
Dichos síntomas son mas frecuentes ahí, cuando se terminan las vacaciones y se retoma la rutina laboral. Todo esto sucede, justo en ese momento, cuando los árboles dejan caer sus primeras hojas sobre el suelo.
“Tomarse su tiempo” y “que no aumente la ansiedad” son recomendaciones básicas, pero claves que sugiere la doctora Mónica Cruppi, psicoanalista y miembro de la APA (Asociación Psicoanalítica Argentina), para comenzar el otoño después de aquellos días de relax. Podría decirse que hay que ejercitar la mente, acostumbrarla para acomodarla –nuevamente- a una rutina de la cual se pensó en escapar, o al menos dejar en pausa.
No todos tienen aquel trabajo ideal, y quizás, a ellos las tareas diarias les sea más difícil de asumir y ni hablar si a esto se le suma un clima frío. Laura Orsi, médica psicoanalista también miembro de la APA, explica que es importante reacomodarse a las tareas y adaptarse lentamente a la rutina. “Es un gran cambio de ritmo y de horarios los que se presentan con el fin de las vacaciones”, expone. A esto se le suma, lo que ella caracteriza, como los micro traumas cotidianos: “son el encuentro con los ruidos, el subte, la gente… todo eso si uno no lo toma con calma puede estresar”, explica.
Para el psicoanalista Ricardo Rubinstein, director de la consultara Sportmind, las temporadas frescas sirven como “un trabajo de reflexión, para después volcarlo en la actividad… hay más un trabajo reflexivo que después se materializa”, afirma el especialista.
Así las cosas, las transiciones, como estas de tipo ambiental y social, son un tema sensible que necesita de atención y cuidado. Lo mejor, coinciden los expertos es tomarse las cosas con calma, evitar la ansiedad y valorar los nuevos proyectos e ideas que consigo trae cada ciclo en la vida.http://www.clarin.com/sociedad/adaptarse-cambios-rutina-morir-intento_0_454754793.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada