sábado, 9 de octubre de 2010

10 de OCTUBRE DMSM -"Corpore sano in mens sana"


10 de OCTUBRE DE 2010

DIA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL

Dice la OMS: El Día Mundial de la Salud Mental que se celebra el 10 de octubre aspira a acrecentar la conciencia del público en torno a los problemas de salud mental. Este año enfatiza la relación íntima y bidireccional entre la Enfermedad Mental y las Enfermedades físicas Crónicas incluyendo diabetes, enfermedades cardíaca, respiratoria y obesidad. La conmemoración promueve un debate más franco en torno a los trastornos mentales y las inversiones en servicios de prevención y tratamiento. El déficit en el tratamiento de trastornos mentales neurales y por abuso de sustancias es formidable sobre todo en los países de escasos recursos.
La salud física y la mental están imbricadas. Existe una necesidad real de hacer frente a los problemas de salud mental de las personas aquejadas de enfermedades físicas crónicas así como de prestar asistencia física a las personas con trastornos mentales mediante un proceso continuo e integrado. La salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental incluido en la definición de salud que da la OMS: «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». Está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos".
EN CUERPO Y ALMA ...sólo así se alcanza un estado de pleno bienestar Cuando el alma y el cuerpo funcionan armónicamente se es sano psíquica y saludable orgánicamente, sólo así se alcanza un estado de pleno bienestar. Las personas somos la resultante de la interacción de lo psíquico y lo orgánico dos aspectos del individuo humano relacionados entre sí de manera muy íntima. Algo que sucede en uno de ellos influye directamente sobre el otro.

Sería larga la lista de síntomas que surgen de la complementariedad de la dinámica psíquica con incidencia en lo orgánico o viceversa. Para ejemplificar digamos que: el amor se instala en el alma y se siente en el cuerpo. Los estados de alegría generan plenitud física en tanto los depresivos inhibiciones motrices y bajas de las defensas orgánicas. Las hipocondrías promueven sensaciones de enfermedad las cardiopatías abatimientos anímicos etc.

Actualmente y cada vez más las concepciones médicas y psicológicas reconocen la importancia de los intercambios entre el cuerpo y el psiquismo (o alma ya que este término es la traducción latina del griego “psiqué”). En este sentido el axioma “mens sana in corpore sano” si bien reconoce la interdependencia de esas dos áreas del sujeto humano queda relativizado. Pues no siempre una mente sana es patrimonio de un cuerpo sano tampoco se puede aseverar que uno enfermo genere un psiquismo patológico. Sin embargo sí es muy probable que un psiquismo alterado ejerza efectos nocivos sobre la fisiología de la persona.

Para ello es importante que los individuos humanos sepan percibir y reconocer los mensajes que envía el cuerpo cuando el sujeto está embargado por emociones pues ellas brotando del psiquismo y se vivencian en el soma. El ejemplo paradigmático es la angustia: desde el psiquismo se percibe como sensación de peligro en tanto sus concomitantes somáticos son taquicardias sudoración disnea ahogos vértigos diarreas.

Hoy en día muchas son las terapéuticas que ofrecen tratamientos para aliviar dolores y/o sufrimientos pero ninguna de ellas son lo suficientemente abarcativas como para brindar soluciones integrales. (Quizá el psicoanálisis trabajando con los deseos los contenidos ideativos las fantasías y los afectos es el que más se acerca). En otros casos es importante una acción de cura interdisciplinaria. Un ejemplo son algunos trastornos psíquicos muy graves en los cuales está claramente demostrado que intentar solucionarlos sólo con la terapéutica farmacológica no posibilita obtener los resultados que se logran cuando se combina con psicoterapia.

Como corolario es importante revertir aquél axioma y decir “corpore sano in mens sana” dicho de otra manera que las personas tengamos la capacidad de alcanzar armonía en el alma para poseer salud física sólo así surgirá el deseo de cuidarnos preventivamente en lo corporal. Sostiene Lic. Enrique M. Novelli -Psicoanalista, de la APA -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada