miércoles, 21 de octubre de 2009

¿Hay que Brindar?


"INFIERNO PSICOLOGICO", SEGUN LOS ESPECIALISTAS ¿Hay que brindar?
Papá Noel no siempre trae regalos para las fiestas: en estos días mucha gente sufre angustia, frustración y fobia. No quieren ver a los parientes y prefieren "festejar" solos. Consejos para evitarlo.

por gabriela silvestre- Armar el arbolito, enviar las tarjetas con buenos deseos y brindar a las doce en punto de la Nochebuena, son algunos de los ritos que se repiten todos los años en la mayoría de las familias. El protocolo navideño agrega otros detalles relacionados con el cómo, dónde y cuándo de cada una de estas tradiciones y de qué manera y en qué casa pasarla lo mejor posible. Sin embargo, esas fantásticas fiestas para muchos, provoca melancolía, tristeza, estrés, angustia e infelicidad para otros. Se trata de un comportamiento que, según los especialistas, termina siendo un infierno psicológico. Y por eso estas personas optan por pasarla aisladas de sus familiares, a veces con la compañía de un amigo o vecino, o simplemente solas en sus casas."Las fiestas generan una gran expectativa e ilusión y esto surge desde los preparativos. Para algunos es importante reunirse con la familia, o con amigos. Pero para otros, a veces, se transforma en una gran odisea. Es posible que se potencien los sentimientos de soledad y de angustia, ya que cuando termina el año, es tiempo de balances, proyectos, sueños e ilusiones", dijo a La Razón Laura Orsi, médica psicoanalista miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA).Dejando de lado regalos y parientes a los que, a veces, es mejor "perderlos antes que encontrarlos", muchos optan por brindar en soledad. "Prefieren pasarla solos ya que es un momento sensible donde se hace un balance anual. A tal punto que el chín chín ya los afecta porque no se puede estar a la altura de los demás", describió Beatriz Golberg, miembro de la Asociación Mutual de Psicólogos y autora de "Estoy a tiempo todavía". Y agrega: "Se cree que todo lo malo le pasa a uno. Y la idea es centrarse en lo que no se logró y no en lo que no se alcanzó. Es una fobia personal a los conflictos. Mucha gente siente que algo no está bajo su control".Mientras crecen las consultas por este tipo de trastornos como el desgano, dolores de cabeza y malestares físicos, la especialista de APA reveló que "este año en particular, con la gran crisis e incertidumbre, es importante revalorizar los vínculos afectivos, los lazos sociales y contención frente a la inseguridad del futuro. Hay que refugiarse en ellos para combatir el malestar, la soledad y la exclusión".Para el psicólogo y vicepresidente de Fobia Club, Gustavo Bustamante, "las reuniones familiares pueden acarrear incomodidad, malestar y hasta fobias, ya sea porque tienen que ir obligatoriamente a casas de personas que no les agradan, o encontrarse con familiares con quienes no se hablan. También influye en ese sentido sentir la ausencia de un ser querido".A pesar de la sensibilidad que causa esta época particular del año, los especialistas recomiendan que cada uno pueda elegir qué es lo que quiere hacer con su brindis. Y así optar por las múltiples posibilidades que se ofrecen en la Ciudad para pasarla bien. "Hay que buscar gente con onda positiva, que pueda tirar buenas ideas, ayudar a cambiar la perspectiva", puntualizó Golberg. Publicado hoy 16/12/08-en La Razon

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada